jueves, 7 de abril de 2016

El Haikú y el Silogismo

El haikú consiste en "cortar" dos imágenes con un cortador. Esto se expresa en la escritura como un poema de tres versos, breve y sin movimiento, como la fotografía instantánea de una máquina muy pequeña.
El haikú es la contemplación de algo trivial, que simplemente ocurre. Su belleza se despliega de lo insignificante como la energía en el interior del átomo al ser cortado a la mitad.
El silogismo consiste también en "cortar" una proposición con un término medio. Se lo expresa como una fórmula de tres versos, donde el tercero, la conclusión, ha sido obtenido de la reconstitución de sus dos partes, previamente separadas en las premisas.
El silogismo es el descubrimiento de algo universal, que contiene a todas las formas. Su belleza reside en la austeridad de lo obvio, en la pura exhibición de una verdad indubitable.
El silogismo es a lo universal lo que el hakú es a lo particular. Llegar a ambos es caminar de espaldas hacia lo propio desde lo otro. De tal forma, podría decirse (y esto sin ninguna pretensión científica o filosófica sino sólo literaria) que la lógica es a la poesía lo que la deducción a la inducción.

Quedó plantado
el arrozal cuando le dije
adiós al sauce.

- Matsuo Basho

Algunos F son H
Ningún H es G
Algunos F no son G

- fErIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario